Crecimiento

Un niño que se encuentra por debajo o por encima del rango promedio de crecimiento para la edad, sexo, antecedentes familiares u origen racial debe ser valorado por un especialista.
Los trastornos del crecimiento tienen muchas causas. Pueden incluir genes, enfermedades o problemas relacionados con las hormonas.

La mayoría de los problemas de crecimiento se detectan cuando el niño parece más pequeño o más grande que sus compañeros de clase, o cuando el crecimiento se desacelera o se acelera durante varios meses.
Una señal principal de un problema de crecimiento es cuando un niño crece menos de 3,5 cm al año después de su tercer cumpleaños. En otros casos, un bebé puede ser anormalmente pequeño para su edad gestacional al nacer.
Muchas de las afecciones que causan problemas de crecimiento pueden controlarse o corregirse con el tratamiento médico, de ahí la importancia de realizar un estudio personalizado.

Hay que tener en cuenta que los niños que son más bajos o más altos que sus pares pueden tener una baja autoestima o depresión.

Inscríbite para recibir nuestras novedades

Tratamos y prevenimos las enfermedades relacionadas con el sistema endocrino de niños y adolescentes.

¿Cómo quieres tu consulta presencial o virtual?